Ruta cuevas Felechosa

Ruta cuevas Felechosa

 

Como apuntamos anteriormente, las excursiones que se pueden hacer desde Cuevas son múltiples.
La propuesta que hacemos ahora se inicia en la fuente de las Moyás, cuyas aguas, de propiedades mineromedicinales se embotellan y comercializan desde hace poco, bajo la etiqueta de AGUA de CUEVAS.

 

Un camino muy empinado nos conduce a la Collada de Celleo desde la que se accede a un majestuoso bosque de hayas al que la soledad, la calma y la exuberante vegetación han convertido en un perfecto refugio para el urogallo, una de las especies en extinción más protegidas de Asturias.
Dejando atrás el bosque, cruzamos el puente sobre el río Cuervo para tomar un sendero que irá ganando altura hasta llegar a la Piornosa. El camino, al borde del río, se hace una delicia por la abundancia de cascadas que salen al paso. Desde la Piornosa se contempla un magnífica panorámica de Peña Redonda y la Panda, pero la excursión, no se acaba aquí.
En 10 minutos se llega a la Tabierna, majada regada con buenas fuentes, salpicada de fresnos, retamas y abedules.
Siguiendo dirección Norte se baja a Vega Otero, también con buenas fuentes y con la Cueva situada sobre las cabañas.
Continuando en dirección Norte vamos a La Valencia.
Entre ésta y la Vega Otero se encuentra el Retriñón, cumbre de 1.862 m. que en un día sin niebla ofrece una panorámica de belleza indescriptible.
En La Valencia se toma dirección Oeste para ir bajando hacia Felechosa. El trayecto discurre entre cabañas de construcción típica habitadas temporalmente por los ganaderos.
En Felechosa se puede descansar e incluso comer en alguno de los múltiples establecimientos hosteleros con los que cuenta el pueblo.
El regreso a Cuevas puede completarse con la visita la Piscifactoría y la flamante planta embotelladora.
El recorrido se puede hacer en 4 horas.

 

 

 

 

 

 

 

Ruta Cuevas valle Varera Gumial

 

Desde Cuevas, aldea desde el que se inicia la subida al Puerto San Isidro, las posibilidades de hacer montaña son tantas y tan variadas que resulta problemático elegir una. La ruta que proponemos es, sin embardo, una de las más atractivas.

 

Partiendo de la pista que discurre paralela al río y a la carretera, se llega a un puente que debe cruzarse en dirección Oeste.
Aquí encontramos un camino bueno, si bien un tanto empinado, que nos adentra en la Varera.
Siguiendo un sendero dirección Sur que paulatinamente, va ganando altura y rodeados de vegetación de singular colorido y espesura llegamos a Riopinos. Hay que mencionar la abundancia de arándanos que surgen a ambos lados del camino.
En Riopinos hay un refugio de cazadores en pleno corazón de un circo montañoso formado por la falda del JEJE, NOGALES, CABRITERA y PICO ALBA ' Tomando la dirección Este se cruza la collada que separa el Nogales y el Pico Alba.
Desde aquí se divisa el Gumial, al que se accede por una zona pedregosa bastante incómoda pero a la que se debe hacer frente si se quiere disfrutar luego con la llegada al Gumial. Esta majada, tan emblemática del concejo, como bella, forma por sí sola un todo absoluto donde cada detalle de la naturaleza es como una fiesta para los sentidos.
Mención especial merece la abundancia de agua que brota de todos los rincones con una fuerza y una frescura asombrosas.

El regreso a Cuevas se hace por un buen sendero en dirección Norte, la misma que sigue el río Alba. Los amantes de la fotografía hallaran en el descenso rincones maravillosos, sin duda se encuentra aquí uno de los bosques de hayas más frondoso y rico en matices de toda la región, sin olvidar las cascadas que el río Alba forma a lo largo de su caudaloso curso. El resultado es un conjunto que vale la pena ser visitado.

Tiempo aproximado, 5 horas. Desnivel, 1.000 metros.

 

 


estadistica rutas actividades situacion alojamientos libro de visitas fotos